sábado, 4 de febrero de 2012

Piedra de Sol

Fotografía ca. 1862-1863
Piedra de Sol
Octavio Paz

un sauce de cristal, un chopo de agua,
un alto surtidor que el viento arquea,
un árbol bien plantado mas danzante,
un caminar de río que se curva,
avanza, retrocede, da un rodeo
y llega siempre:
                       un caminar tranquilo
de estrella o primavera sin premura,
agua que con los párpados cerrados
mana toda la noche profecías,
unánime presencia en oleaje,
ola tras ola hasta cubrirlo todo,
verde soberanía sin ocaso
como el deslumbramiento de las alas
cuando se abren en mitad del cielo, (...)


La Piedra del Sol es un disco monolítico de piedra basáltica con inscripciones alusivas a la cosmogonía y los cultos solares del pueblo mexica. Se le llama de manera incorrecta Calendario Azteca. Probablemente fue un cuauhxicalli (recipientte ceremonial) o un temalácatl o altar de sacrificio gladiatorio, involucrado probablemente en la festividad mexica conocido  como Tlacaxipehualiztli. Mide 3,60 metros de diámetro, 122 centímetros de grosor y pesa más de 24 toneladas.1
En náhuatl fue llamada Ollin Tonatiuhtlan que significa “Sol de Movimiento”. Esta manera de llamarle tiene relación con la forma en que, según la cosmogonía mexica, se espera termine la era del Quinto Sol; los cuatro anteriores llevaban por nombre la manera en que ese sol finalizaría; se dice que “Ollin Tonatiuh” terminará con una serie de terremotos.
Fue enterrado en las inmediaciones del Zócalo. Aún está allí una placa que da fe del hecho.
Esta escultura monumental que hoy podemos admirar en la Sala Mexica del Museo Nacional de Antropología, estaba empotrada en la pared poniente de la Catedral, frente al Nacional Monte de Piedad. Justo en el monumento cristiano más importante de las Américas, se había engarzado, verdadero sincretismo cultural, una de las obras que resumían de manera admirable el pensamiento y la religión de los pueblos precortesianos: La Piedra del Sol o Calendario Azteca, como se le conoce popularmente.
Humboldt ya había logrado descifrar el intrincado calendario Azteca. Hizo un sin fin de anotaciones sobre los días, los meses y los años aztecas, que están publicadas en su libro Vistas  de las cordilleras y monumentos de los pueblos indígenas de América.


0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

About This Blog

La Colección: “Memorias del Barrio de Tultenco” está planeada para la publicación de fascículos temáticos en los que se abordarán:
• Los personajes ilustres que dan nombre a las calles del Barrio de Tultenco;
• La historia de su fundación y desarrollo urbano;
• El patrimonio edificado;
• El patrimonio inmaterial;
• Los relatos de nuestros vecinos;
• Personajes inolvidables del Barrio;
• Memoria visual (imágenes antiguas y contemporáneas)

Visitantes del Mundo

Colección Memorias: Fascículo 2

Colección Memorias: Fascículo 2
Fascículo 2: Crónicas del Barrio

Tin Tán "El Panadero"

Chava Flores "La esquina de mi barrio"

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP