sábado, 4 de febrero de 2012

Piedra de Sol

Fotografía ca. 1862-1863
Piedra de Sol
Octavio Paz

un sauce de cristal, un chopo de agua,
un alto surtidor que el viento arquea,
un árbol bien plantado mas danzante,
un caminar de río que se curva,
avanza, retrocede, da un rodeo
y llega siempre:
                       un caminar tranquilo
de estrella o primavera sin premura,
agua que con los párpados cerrados
mana toda la noche profecías,
unánime presencia en oleaje,
ola tras ola hasta cubrirlo todo,
verde soberanía sin ocaso
como el deslumbramiento de las alas
cuando se abren en mitad del cielo, (...)


La Piedra del Sol es un disco monolítico de piedra basáltica con inscripciones alusivas a la cosmogonía y los cultos solares del pueblo mexica. Se le llama de manera incorrecta Calendario Azteca. Probablemente fue un cuauhxicalli (recipientte ceremonial) o un temalácatl o altar de sacrificio gladiatorio, involucrado probablemente en la festividad mexica conocido  como Tlacaxipehualiztli. Mide 3,60 metros de diámetro, 122 centímetros de grosor y pesa más de 24 toneladas.1
En náhuatl fue llamada Ollin Tonatiuhtlan que significa “Sol de Movimiento”. Esta manera de llamarle tiene relación con la forma en que, según la cosmogonía mexica, se espera termine la era del Quinto Sol; los cuatro anteriores llevaban por nombre la manera en que ese sol finalizaría; se dice que “Ollin Tonatiuh” terminará con una serie de terremotos.
Fue enterrado en las inmediaciones del Zócalo. Aún está allí una placa que da fe del hecho.
Esta escultura monumental que hoy podemos admirar en la Sala Mexica del Museo Nacional de Antropología, estaba empotrada en la pared poniente de la Catedral, frente al Nacional Monte de Piedad. Justo en el monumento cristiano más importante de las Américas, se había engarzado, verdadero sincretismo cultural, una de las obras que resumían de manera admirable el pensamiento y la religión de los pueblos precortesianos: La Piedra del Sol o Calendario Azteca, como se le conoce popularmente.
Humboldt ya había logrado descifrar el intrincado calendario Azteca. Hizo un sin fin de anotaciones sobre los días, los meses y los años aztecas, que están publicadas en su libro Vistas  de las cordilleras y monumentos de los pueblos indígenas de América.


Read more...

Fernando Maximiliano José María de Habsburgo-Lorena


Viena, 1832 - Santiago de Querétaro, 1867

Fue embarcado en una empresa sin futuro. El anhelo de conquista de los europeos (la Francia de Napoleón III, sobrino de Napoleón) envió a un hombre que en el fondo no tenía la fuerza suficiente para la conquista en un territorio en el que aún no se formaba un estado nacional del todo, y que, además, estaba sumido en guerras intestinas por el poder. Frente al Emperador, la figura de Benito Juárez y sus correligionarios, los terribles reformadores, como los llama Vasconcelos, se alzan como verdaderos titanes.

México ya había sido seccionado. La mitad del país había pasado a formar parte de la Unión Americana (1847). Y las revueltas internas entre liberales y conservadores amenazaban la existencia del país. Maximiliano no era un hombre de bajas pasiones pero tampoco tenía los arrestos necesarios para conducir la invasión, que en una de las páginas más memorables de las tropas mexicanas, dirigidas por el General Ignacio Zaragoza, derrotaron al ejército de ocupación francés, en la heroica batalla de Puebla.

 Tras un juicio ante tribunales militares en ausencia de tiempo, celebrado en el Teatro Iturbide -después Teatro de la República, en Querétaro- por un coronel y seis capitanes, sin derecho a apelaciones y con base en un interrogatorio que en su mayor parte el emperador se negó a contestar, alegando que eran cuestiones meramente políticas, los revolucionarios lo condenaron a muerte. Fue fusilado en el Cerro de las Campanas de la ciudad de Querétaro, el 19 de junio de 1867, junto con los generales conservadores Miramón y Mejía (Ver Wikipedia).

Las últimas palabras del Emperador fueron acerca de un reloj con el retrato de su esposa:

"Mande este recuerdo a Europa a mi muy querida mujer, si ella vive, y dígale que mis ojos se cierran con su imagen que llevaré al más allá. Lleven esto a mi madre y díganle que mi último pensamiento ha sido para ella."

El Emperador de México, segundos antes de recibir las descargas del pelotón de fusilamiento, entregó una moneda de oro a los siete soldados del pelotón. Después proclamó:

"Perdono a todos y pido a todos que me perdonen y que mi sangre, que está a punto de ser vertida, se derrame para el bien de este país; voy a morir por una causa justa, la de la independencia y libertad de México. ¡Que mi sangre selle las desgracias de mi nueva patria! ¡Viva México!"



Créditos aquí.

Read more...

Noticias del Imperio

Carlota (1840-1927), Emperatriz de México, en su esplendor. Una de las novelas más importantes del siglo XX mexicano es, sin duda, Noticias del Imperio del escritor Fernando del Paso. Un jurado de escritores convocados por la revista Nexos en el 2007 eligió a Noticias del Imperio como la mejor novela mexicana de los últimos 30 años. La novela fue escrita con la Beca Guggenheim. Fernando del Paso ganó el Premio Mazatlán de Literatura con esta obra que es considera una muestra brillante de las Novelas Históricas de Latinoamérica

Read more...

El Parián, gran mercado de la Nueva España.

Vue de Mexico. Digital ID: 54727. New York Public Library

Vista de la Catedral de la Ciudad de México (1837)

Con algo de imaginación podemos ver El Parián, uno de los mercados más antiguos de la Nueva España, a la derecha de esta imagen. Por ello vemos un corredor destinado a los carruajes en el centro. A la izquierda vemos lo que fue la calle de Plateros (hoy Madero). La imagen proviene de la New York Public Library.

En el primer daguerrotipo del que se tenga memoria hecho aquí en México (obra de Jean Prelier Dudoille) aparece la Catedral de México y a la derecha el famoso mercado de El Parián construido hacia 1700. La toma está fechada el 21 de enero de 1840. El mercado fue demolido entre junio y julio de 1843. Dejamos el testimonio gráfico tomado de internet. Si somos observadores nos daremos cuenta que no aparece el Sagrario Metropolitano.


Read more...

Piedra de Sol

City of Mexico : Mexican calen... Digital ID: 93677. New York Public Library
También conocido como calendario azteca. Símbolo del conocimiento y de lo que podemos llamar el estado del arte del pueblo mexica. Aquí, seguramente está en una de las salas del Museo Nacional (hoy día conocido como Museo Nacional de las Culturas), a donde fue llevado y exhibido. Hoy día es una de las piezas más importantes del Museo Nacional de Antropología e Historia (Sala Mexica). Como verán en la liga la foto proviene de la New York Public Library.

Read more...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

About This Blog

La Colección: “Memorias del Barrio de Tultenco” está planeada para la publicación de fascículos temáticos en los que se abordarán:
• Los personajes ilustres que dan nombre a las calles del Barrio de Tultenco;
• La historia de su fundación y desarrollo urbano;
• El patrimonio edificado;
• El patrimonio inmaterial;
• Los relatos de nuestros vecinos;
• Personajes inolvidables del Barrio;
• Memoria visual (imágenes antiguas y contemporáneas)

Visitantes del Mundo

Colección Memorias: Fascículo 2

Colección Memorias: Fascículo 2
Fascículo 2: Crónicas del Barrio

Tin Tán "El Panadero"

Chava Flores "La esquina de mi barrio"

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP